Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético para aclarar el tono de los dientes que cuenta, cada vez, con mayor demanda. El oscurecimiento de los dientes se produce con el paso del tiempo por el desgaste del esmalte e incluso los golpes en la dentadura pueden provocar cambios de color. La preocupación por lucir una sonrisa bonita y más joven, que proporcione un aspecto sano, crece entre la población. La doctora Dra. Paula Matesanz, periodoncista y vocal de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos explica algunos aspectos fundamentales.

¿En qué consiste?

Se trata de la aplicación de un gel a base de peróxido que penetra a través de los túbulos dentinarios y que genera una reacción de reducción y oxidación con la que se rompen los enlaces de los pigmentos internos del diente. De esta forma, se consigue que el diente se aclare de color.

¿Cuándo estaría indicado y en qué casos?

Cada caso hay que valorarlo de forma individual, pero a grandes rasgos puede decirse que está indicado en todos aquellos que quieran mejorar el aspecto de su sonrisa aclarando el tono de sus dientes. Podría decirse que la contraindicación está en casos de funciones muy severas consecuencia de la ingesta de ciertos antibióticos en la infancia, como las tetraciclinas, ya que el blanqueamiento no va a ser capaz de corregir estos casos, o en casos en los que los dientes anteriores estén restaurados. Las restauraciones no cambian de color y tras el blanqueamiento del diente natural, puede verse mucho contraste con los materiales de restauración.

¿Es seguro?

Sí lo es, aunque a mayor concentración del gel peróxido puede aparecer sensibilidad dentaria, que suele ser reversible en cuanto se termina el tratamiento.

¿Hay que tener algunas precauciones especiales?

En casos de personas con dientes muy sensibles conviene aumentar las revisiones para que no lleguen a ser un problema. La principal precaución que debe tenerse durante el tiempo que dura el tratamiento es reducir la ingesta de alimentos cromógenos; es decir, alimentos con pigmentos que pueden interferir en el curso del blanqueamiento del diente.